Articles - Esports

110 AÑOS DE LA PRIMERA PARTICIPACIÓN OLÍMPICA ESPAÑOLA

110 AÑOS DE LA PRIMERA PARTICIPACIÓN OLÍMPICA ESPAÑOLA

Revista Remo, Revista oficial de la Federación Española de Remo
núm.99, julio-agosto 2010

El pasado 25 de agosto se cumplieron 110 años de la primera participación española en unos Juegos Olímpicos, si es que los podemos llamar así, pues como dijo el mismo padre del olimpismo actual, el barón de Coubertin, " si hubo un lugar en el mundo indiferente a los Juegos Olímpicos, este fue Paris". Y la verdad es que los segundos Juegos Olímpicos de la era moderna, celebrados en la capital francesa en 1900, fueron todo menos lo que Coubertin esperaba, un hecho éste que le llevó a tomar la decisión de instalar su residencia en Lausanne, para desde allí volver a levantar un movimiento que, después del éxito alcanzado en Atenas cuatro años antes, se había hundido estrepitosamente tras la amarga experiencia parisiense.

Los JJOO de 1900, coincidieron con la gran exposición universal de la ciudad francesa, y éste fue uno de los principios del fracaso deportivo, pues París no quiso vivir, ni vivió los juegos. Unos juegos que en realidad llevaron por nombre "Concours Internationaux d'Exercices Physiques et du Sport" y que se prolongaron entre el 14 de mayo y el 28 de octubre. Unos juegos en donde no hubo ni ceremonia de apertura ni de clausura, ... ni medallas para los ganadores !!!!. Unos juegos sobre los que el comisario general de la exposición Alfred Picard dijo a Coubertin "... esto que me proponéis no puede interesar a nadie. Vuestros actuantes amateurs no pueden interesar. Nosotros deseamos ver a verdaderos y auténticos deportistas profesionales ...". Una idea esta totalmente contraria al espíritu olímpico.

Pues bien, en medio de este ambiente, 5 remeros del Real Club de Regatas de Barcelona e invitados directamente por el Presidente de la Federación Francesa de Remo, se convertirían en los primeros deportistas españoles en tomar parte en unos juegos olímpicos. El equipo lo formaron Orestes Quintana, como marca, Joan Camps - que años más tarde se convertiría en el primer presidente de la FER -, Josep Formica y Ramón Margarit, con Antonio Vela al timón, el cual también participó en la modalidad de skiff.

En esta competición, la prueba del cuatro se vio envuelta en una gran polémica y como dicen las crónicas "... En una de las decisiones más intrigantes de la historia olímpica, se disputaron dos finales diferentes siendo cada una considerada un campeonato olímpico ..." España quedó en segundo lugar en su semifinal, por detrás de Alemania. Por su parte, en skiff salió peor librada, y no pasó de las eliminatorias, a las que concurrieron, a parte de España, 9 barcos franceses, más uno de Gran Bretaña y otro de Italia. Sobre esta competición el diario La Vanguardia hace una breve crónica: " La concurrencia de los mejores remeros de Europa ya nos hizo ver problemática la victoria de nuestros paisanos ... y si a la circunstancia de ser estos verdaderos juniors y presentarse al torneo con un outrigger viejo (seis años de luchas y regatas) añadimos la de que no tuvieron al llegar a París - por accidentes ocurridos a su embarcación durante el viaje - más tiempo para tomarle el pulso al río, que el de unos minutos antes de las regatas, tenemos más que explicado porqué no consiguieron ..." Y termina el cronista diciendo que numeroso público español presenció la regata donde nuestros deportistas "... parecían raquíticos pigmeos al lado de aquellos gigantescos remeros alemanes, belgas y holandeses, y aun los mismos franceses, quienes sacaron a relucir sus mejores rowingman's ..."

Como anécdota de estos JJOO, que fueron los primeros en los que se disputaron pruebas de remo, habría que resaltar la protagonizada por el equipo holandés del dos con timonel, que en el momento de la salida "secuestro" a un niño de 10 años que se disponía a presenciar la prueba desde el embarcadero, para substituir al verdadero timonel que se encontraba ilocalizable.

El año 1997, el que era Presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, hizo entrega al Reial Club Marítim de Barcelona de una placa conmemorativa de este hecho donde se especificaba que ésta había sido la primera participación española en unos Juegos Olímpicos.

Bookmark and Share